Si te funciona, no lo toques.

 no tocar

Llevo ya unos años en esto de la cría de gambas. Es mi pasión, siempre digo que las tres mujeres de mi vida son mi esposa, mi hija y mis gambas. Como todos, cuando comencé cometí muchos errores y  malgaste dinero innecesariamente. A veces dinero que no tenía. Ya sabes, te empujan las ganas de tenerlo mejor y hacerlo mejor y muchas veces me equivoque.

Con el tiempo fui aprendiendo, y decidí no complicarme tanto la vida. Cometer los menos errores posibles. Cualquiera que viera un gambario mío se sorprendería. Poca decoración, filtro de esponja de 2 €, un aireador y un calentador sencillito,… Comida comercial, un acondicionador de agua normalito, mis tiras de test. Barato pero efectivo, mis gambas estaban bien y criaban bastante. Las plantas que tenía crecían y se veían esplendidas. Todo iba bien.

Hace un par de años, motivado por todas esas cosas que leía en Facebook y esas imágenes y videos alucinantes que veía, decidí montármelo mejor. Como tenia sitio en el sótano de mi casa, decidí montarme una “Shrimp Room” con un montón de gambarios. Todo bien montado, buenas bombas de aire, gambarios bien montados, filtros de los mejores, los test más completos, blablablá… Que gran error.

Al principio fue todo bien pero primero deje de usar el acondicionador, ya que me salía por un dineral. Error. Dejaba reposar el agua unos días,  pensando que tal como me dijeron se iría el cloro y demás. Con el tiempo las gambas dejaron de criar cosa que me extraño pues siempre lo habían hecho sin problemas. Lo que no sabía es que el agua que sale de mi grifo desde hace unos meses lleva cloramina y eso no se va dejando reposar el agua. Aprendo la lección y comienzo a echar de nuevo el acondicionador que siempre use. Las gambitas que me quedaban comenzaron a estar ovadas de nuevo y verse más activas.

Segundo. Siempre me ha gustado echarles alguna hoja de roble o castaño. Reconozco que soy desconfiado. Siempre las cogía yo de sitios que sabía que no estaban expuestas a contaminantes. Pero llego este Diciembre, un mes que por cuestiones laborales ando bastante falto de tiempo. Como me había quedado sin hojas decidí comprarselas a un “conocido”. Error. En un mes de 15 urnas, me han quedado 4 gambas y bueno la urna de las Blue Dream que aún tenia hojas de las mías. Por eso pienso que tal vez las hojas que compre traían algún contaminante.

Viendo mis urnas vacias. Ahora toca aprender de los errores  nuevamente; y espero que por última vez. Comenzar de cero haciendo las cosas como siempre las he hecho. Con mucha ilusión y sencillas, sin complicaciones. Normalmente lo más sencillo es lo más efectivo.

Mi consejo para los compañeros que empiezan, es que no se compliquen la vida innecesariamente. Tus gambas con una rutina de mantenimiento y alimentación, con un agua con los valores correcto, serán felices y te darán muchas alegrías. Si lees o ves algo que te gusta, antes de cambiar, infórmate. Y si después de informado quieres cambiar, prueba primero en una urna y después si funciona en tu gambario o gambarios.

¿Has cometido algún error o cambio de esos que luego te preguntas “por qué leches lo hice”? Si es así, déjanos tu experiencia abajo en los comentarios y ayúdanos a que no nos pase a nosotros también.

CC BY-SA 4.0 Si te funciona, no lo toques. por GambasdeAcuario.com está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

¿A que esperas para dejarnos un comentario?