La alimentacion de nuestras gambas


Para desayunar huevos fritos, para comer huevos fritos, para cenar huevos fritos,… hasta los huevos de los huevos fritos. Igual que nosotros, nuestras gambas, agradecen una alimentación variada. Y hay empiezan las dudas, podemos encontrar muchos tipos de comida, en gránulos, copos, escamas, sticks de todo tipo de colores y sabores,… ¿pero cuál es la más correcta y en qué cantidades?

Las gambas como animales omnívoros que son, comerán casi cualquier cosa que caiga en el agua. Su alimentación principalmente se basa en restos vegetales y en microorganismos que viven en las plantas; aunque tampoco le hacen ascos a las algas o pequeños seres muertos que encuentren. Vamos que son unas comilonas.

En principio, lo ideal sería conseguir un gambario en el que se pudieran alimentar sin necesidad de nosotros echarles nada. Pero todo no puede ser perfecto. Si tenemos un acuario plantado con algún tronco, las gambas encontraran microorganismos y restos vegetales en menor medida. Pero hay que tener en cuenta que necesitaran otros nutrientes para su correcto desarrollo, como el calcio para crear su exoesqueleto o proteínas (estas en menor medida)

 

¿Qué comida les doy?

Como hemos dicho anteriormente, nuestras gambas agradecerán una alimentación variada; y al ser omnívoras agradecerán casi cualquier cosa que les eches.

Alimentos hay muchos y unos u otros en mayor o menor medida ayudaran a mantener la buena salud de las gambas, mejorar su coloración, ayudar al cambio del exoesqueleto,… Entremos en detalle:

De la comida comercial tengo poco que decir. Supuestamente es lo más completo para nuestras gambas y hay que reconocer que es lo más cómodo.

Hojas, cortezas y frutos. Además de venir bien para el correcto equilibrio del agua en el gambario, ya que liberan Taninos; sirven como alimento para nuestras gambas. Los más conocidos son las hojas de Almendro Indio y las piñas de Aliso, pero hay otras muchas que no son tan conocidas. Tenemos las hojas de morera, de castaño, de roble,… que también se pueden utilizar. Las piñas de Aliso son igual de beneficiosas que las hojas secas. Hay que tener mucho cuidado a la hoja de recoger las hojas, pues ya sea por el humo del tráfico, o por contaminación del suelo, pueden tener metales pesados que maten a las gambas. Lo ideal es recogerlas verdes, lavarlas y dejarlas secar al sol.

Hojas verdes: siempre hay que escaldarlas, o lo que es lo mismo darles un pequeño hervor. Hojas de Ortiga, Encina, Diente de León, Haya,… Haber hay muchas.

Verduras naturales: Hay que cocerlas o escardarlas. Calabacín, Guisantes, Pepinos, Zanahorias,… Yo personalmente prefiero cocerlos, ya que la verdura queda más blanda y es más fácil de comer por las gambas.

Sticks caseros. Seguro que alguna vez los has visto, son pastillas o “palitos” que me recuerdan a la comida de los conejos. Son preparadas en casa con elementos naturales. Verduras, frutas, carnes o pescados. Si te animas a hacer de cocinero, en internet puedes encontrar cientos de recetas. Tienen la ventaja de que se pueden conservar durante meses, siempre y cuando los mantengas en un lugar seco.

La comida de nuestra nevera. No no, las gambas no van a saltar del gambario cuando se te olvide echarlas de comer y van a asaltar tu nevera. Pero hay muchos alimentos dentro de ella que les pueden gustar. Queso, huevo cocido, jamón serrano,… Vamos que no son tontas y aparte les van a aportar nutrientes como proteínas o calcio. Debes tener cuidado con estos alimentos ya que es aconsejable echarles en muy pequeñas cantidades y una sola vez por semana.

Si quieres saber que alimentos son más adecuados, puedes mirar el listado de alimentos para gambas que escribimos hace unos meses. Está comprobada por nuestras gambas y la vamos actualizando constantemente.

 

¿Qué cantidad echarle?

Siempre hay que echares una cantidad en relación a las gambas que tengamos en el gambario. Una norma no escrita dice que debemos echarles la cantidad que puedan comer en 2 o 3 horas. Pasado ese tiempo deberemos retirar lo que sobre para evitar que la comida altere los valores del agua.

Como todo deberás ir probando y ajustando la cantidad de comida hasta que observes que en 3 horas no han dejado nada

¿Cada cuánto tiempo?

El tiempo ira en función a las gambas que tengas y que nuestro gambario este plantado para que nuestras gambas puedan encontrar microorganismos y restos vegetales. A mí una guía que me funciona muy bien es la siguiente:

  • Menos de 25 gambas: cada 3 días, un día les hecho y los dos siguientes no.
  • Entre 25 y 50 gambas: Día sí y día no.
  • Más de 50 gambas: Todos los días.

De todas formas como mejor lo veremos, es que cuando les eches de comer nuestras gambas devoren con ganas la comida y la acaben rápido. Espaciando las comidas además conseguirás que mantengan el acuario limpio.

 

Como todo tiene un final, creo que debo ir acabando o escribiré una biblia sobre la comida. En cuanto a la alimentacion prometo escribir más, sobre todo las recetas que alguno me habéis pedido, y con foto; pero lo siento, no me pondré en gorro de cocinero 🙂

 

Gracias si has leído hasta aquí. Si te gusto lo que leíste, comparte, asi llegara a más apasionados de las gambas como nosotros.

CC BY-SA 4.0 La alimentacion de nuestras gambas por Gambas de Acuario está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

¿A que esperas para dejarnos un comentario?