Caracol Helena: el Assassin’s Creed acuatico


Anentome-Helena 3

No será subido en un tejado como el famoso personaje de videojuegos, pero enterrado en la arena, este caracol será nuestro mejor aliado para eliminar plagas de otros caracoles de manera natural.

El caracol Helena (Anentome Helena) también conocido como caracol asesino, es un caracol proveniente del sureste asiático (Indonesia, Vietnam) más concretamente de la Isla de Java.

Este pequeño caracol tiene una bonita concha cónica con un color marrón oscuro y rayas de color amarillo cremoso y rara vez alcanza los 2,5 cm. de tamaño. Posee dos pequeños cuernos, al igual que el resto de caracoles y una probóscide (trompa) situada en la parte superior de su cabeza.

Anentome-Helena 2

En su hábitat natural vive en la orilla lagos y pantanos enterrados en la fina arena, por lo que agradecerá que la urna donde lo tengamos tenga un sustrato fino donde poder esconderse. En cuanto a parámetros del agua no suele variar mucho respecto a nuestras gambas. Temperaturas entre 22º y 25º y soporta PH entre 6,0 y 8,5. El único parámetro en el que difieren es en la dureza del agua, ya que prefieren aguas con un GH superior a 10º, aunque pueden vivir perfectamente en aguas con GH inferiores.

Cuando tienen hambre persiguen y dan caza a otros caracoles. A los cuales una vez interceptados, les introduce una prolongación de su boca a modo de trompa, hasta que final, solo queda la concha vacía. Su alimentación debe ser rica en proteínas y no solo se centra en cazar y devorar otros caracoles. También comen la comida en escamas de los peces, artemisa o cualquier otro alimento congelado, desechos vegetales,… Nosotros incluso le hemos echado un trozo de pechuga de pollo y se la han comido. Como buen carroñero lo devora todo.

Una cosa a tener en cuenta al meterlo en los acuarios, es que se comerá otros caracoles de mayor tamaño como los Cebra o los Cebolla. Y se han dado casos de comerse alguna gamba, estas son vulnerables cuando mudan de piel o están moribundas, si están activas suelen escapar. Por lo que se aconseja tenerlos en el gambario el tiempo necesario para que acaben con la plaga de caracoles que tengamos y luego retirarlos.

Anentome-Helena-comiendo

Hay que decir que es un animal nocturno, por lo que es raro verlos cuando hay luz, tiempo que permanece escondido bajo la arena, En cambio cuando llega la oscuridad salen en busca de comida.

A diferencia de otros caracoles, que al ser hermafroditas se reproducen rápidamente; los caracoles Helena no lo son y su reproducción es más lenta. No hay manera de diferenciar entre machos y hembras, por lo cual si queremos crían con éxito deberemos meter un mínimo de 7 u 8 ejemplares, para que halla de ambos sexos. Llegado el momento podremos ver unos huevos dentro de unos saquitos pegados normalmente sobre alguna piedra o planta que tengamos. Estos eclosionan a las 2 o 3 semanas. Las crías cuando nacen no poseen una concha propiamente dicha, por lo que se enterraran en el sustrato para alimentarse de microorganismos y los desechos que encuentren. Pasado un mes saldrán con su concha ya formada a la caza de otros caracoles.

Anentome helena huevos

Otra faceta curiosa de este caracol es que gusta de salir a dar paseos fuera de la urna, por lo que deberás tener tapada la urna o tener cuidado por si alguno intenta darse a la fuga.

El caracol Helena es un bello animal. Si eres de los que te dedicas a criar gambas pueden ser de gran ayuda para controlar las plagas de otros caracoles y solo deberás tener los mínimos cuidados indicados. Y si eres de los que tienes un comunitario es un habitante más a tener en cuenta, ya que aparte de aportarte color y vistosidad al acuario, te ayudara en la limpieza y mantenimiento del mismo.

¿Tienes algo mas que aportar? Pues dejanos un comentario y si te a gustado compartelo para que llegue a mas amigos de los acuarios.

¿A que esperas para dejarnos un comentario?